Archivi categoria: Español

OMS: los cigarrillos electrónicos menos perjudiciales de los tradicionales

Ayer, todos los telediarios, hoy, todos los periódicos. En las últimas horas hemos estado literalmente bombardeados con la noticia de que la OMS consideraría el cigarrillo electrónico dañino. Los periodistas más correctos han especificado que la Organización Mundial de la Salud se referiría sólo a las mujeres embarazadas y los niños. Pues es obvio, incluso un vaso de vodka es peligroso si es un niño pequeño lo que lo bebe. Desafortunadamente, cuando se trata de los cigarrillos electrónicos, no hay nada obvio.

Lo que es realmente triste es que, obviamente, con ganas de pensar en buena fe, pocos han leído el documento de la OMS que estamos tratando (si quisiéramos reflexionar sobre la mala fe debemos pensar que lo leyeron y decidieron extraer sólo una parte). Debido a que la entidad para la salud ha llamado la atención acerca de la protección de los niños y las mujeres embarazadas, como debe ser, excepto añadir luego:

La reducida exposición a sustancias tóxicas permitida por el uso de los inhaladores de nicotina electrónicos debidamente regulados y los fumadores adultos regulares en la completa sustitución de la exposición al cigarrillo, es menos tóxico para el fumador en comparación con los cigarrillos convencionales o productos similares.

El punto es siempre lo mismo, desde años. El cigarrillo electrónico es infinitamente menos dañino con respecto a los tradicionales. Se demonizan las ecigs mientras que los mismos ataques no se hacen con respecto a los cigarrillos tradicionales, sin duda perjudiciales, cancerígenos y peligrosos para la salud.
Muy poca gente ayer informó también sobre esta parte del documento de la OMS. No lo han hecho los telediarios, no lo han hecho los principales títulos. ¿Por qué?

TRIBUNAL DE APELACIÓN DE PARÍS, LOS CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS NO PRODUCEN HUMO

Los cigarrillos electrónicos no producen humo y no pueden estar sujetos a las normas establecidas para los productos del tabaco. Lo ha establecido el Tribunal de Apelación de París, que rechazó las demandas de la Confederación Nacional de los estancos franceses (CNBF), que a petición de dos estanqueros, exigía la descalificación de una marca de e-cigs.

Además la solicitud pedía también la prohibición de la publicidad, y sobre todo detener la comercialización de cigarrillos electrónicos en las tiendas que se encontraban cerca de sus estancos en Caen y París.

Francia pone entonces fín al debate fomentado por los estancos, que en un intento de proteger sus intereses exclusivos han tratado de impedir el desarrollo de un producto que es estratégico para la lucha contra el tabaquismo y el consumo de tabaco. Esta acción llevada a cabo por los poderosos lobbys del tabaco, ha puesto en peligro miles de puestos de trabajo creados en los sectores de la producción, investigación, formación y comercialización de los cigarrillos electrónicos.

La Corte, finalmente aclaró algunos puntos fundamentales. En primer lugar, estableció que para la aduana el cigarrillo electrónico no es un producto de tabaco, y por eso no esta sujeto a la fiscalidad.

A continuación, el Oficio Francés para la lucha contra el tabaquismo afirmó en un informe que: “ningún país europeo ha clasificado el cigarrillo electrónico como un producto derivado del tabaco”.

El impacto económico de este juego es importante. Según un informe del 2013 hecho por el OFDT (Observatoire Francais des drogues et des Toxicomanies) hay actualmente un millón de vapeadores en Francia, con una facturación de unos 100 millones de euros y un crecimiento mensual del 15%.

Pero la ventaja más importante de la evolución del mercado de los cigarrillos electrónicos es otra: la mayoría de los vapeadores, generalmente fumadores de tabaco, dejó o redujo el uso de los cigarrillos tradicionales, con la consiguiente reducción del riesgo de enfermedad causadas por el humo y la disminución de los gastos sanitarios.

Expertos del Reino Unido: los e-cigs pueden salvar millones de vidas

TAMBIÉN LOS CIENTIFÍCOS INGLESES APOYAN LOS CIGARRILLOS ELECTRÓNICOS

Los expertos en salud en Gran Bretaña están solicitando a la Organización Mundial de la Salud para que no controle ni reprima los cigarrillos electrónicos. La noticia salió en el periódico británico Metro, que cuenta con más de 50 investigadores y especialistas en salud pública. Estos han enviado una carta a la OMS en la que explican por qué el uso de los cigarrillos electrónicos puede salvar millones de vidas.

Según estos investigadores y expertos, para los e-cigs no debe ser introducida la misma reglamentación que esté en vigor para los cigarrillos tradicionales. La petición llega justo después de que fue difundida la noticia de que la Organización Mundial de la Salud está preparando directrices mundiales para los e-cigs. Los investigadores británicos y expertos escriben en su carta que este producto podría ser una de las innovaciones más importantes del siglo XXI, ya que podría salvar cientos de millones de vidas .

El profesor Robert West, uno de los que ha firmado, es experto en salud de la Universidad College de Londres y asesor del Instituto Nacional para la Salud y Atención de Excelencia. Una reciente investigación realizada por el profesor West dice que el uso de cigarrillos electrónicos tiene un 60% más de éxito a la hora de dejar de fumar en comparación con otro tipo de productos para abandonar el tabaquismo, como los parches o chicles de nicotina.

The Times: cómo salvar 150.000 vidas con las e-cigs

Publicamos la traducción de un interesante editorial publicado hace unos días en el prestigioso periódico inglés “The Times”, firmado por Matt Ridley, publicado también en la página web “Save e-cigs”. 

————

Si los burócratas de la UE y las empresas farmacéuticas no pararan de crear problemas a los productores de cigarrillos electrónicos, cada año se pondrían en riesgo 150.000 vidas.

Los suecos son famosos por solucionar los problemas políticos, desde la instrucción hasta el sistema bancario. Los suecos están también por delante del resto de Europa en la lucha contra el tabaquismo. Ellos tienen el número más bajo de fumadores de todos los países de la UE. La mortalidad por cáncer de pulmón en los hombres suecos mayores de 35 años es inferior a la mitad de la británica.

¿Lo han logrado por ser más duros en el ostracismo y en la educación? O ¿avergonzando a los fumadores de esa manera escandinava paternalista? No – lo han logrado a través de la innovación y la competencia.

En la década de 1980 los suecos desarrollaron un producto derivado del tabaco llamado snus, que se consume poniéndolo debajo del labio superior. De esta manera se recibe la nicotina, pero no el alquitrán. El snus es la forma más popular y eficaz para dejar de fumar en Suecia (y Noruega). Nunca se ha visto el snus a la venta en Gran Bretaña, por la sencilla razón que fue prohibido por la UE.

Cuando Suecia se unió a la UE, negoció un opt-out especial. Actualmente, a pesar de las abundantes pruebas de que el snus salvó la vida a muchos suecos, a pesar de la opinión de los expertos , y a pesar de las críticas devastadoras hacia su débil defensa de esta política, la Comisión Europea mantiene la prohibición del snus.

Se puede pensar que esto es más bien un tema oscuro con el que ocupar una opinión prominente como esta página, pero se trata de un tema de vital importancia por el debate sobre los cigarrillos electrónicos – si el snus puede reducir a la mitad el tabaquismo y las muertes por cáncer de pulmón, hay que pensar que los cigarrillos electrónicos también lo podrían hacer.

Estos son unos dispositivos que imitan la acción de fumar, pero que a la vez són 1.000 veces más seguros, cuyas ventas se están duplicando cada año, sin ningún apoyo del Gobierno y sin prescripción médica. Los e-cigarrillos podrían acabar con el tabaquismo en un par de décadas. El profesor David Nutt, del Imperial College los describe como “el mayor avance de la salud desde las vacunas”.

La venta del tabaco ha disminuido en Europa y América y la industria teme que los cigarrillos electrónicos sean su momento “Kodak” – como cuando la fotografía digital destruyó en un flash una empresa dominante de cámaras.

Wells Fargo, en los EE.UU. predice que las ventas de los cigarrillos electrónicos podrían remplazar las de los cigarrillos tradicionales dentro de diez años. Las encuestas demuestran que los cigarrillos electrónicos son ahora el método más popular para dejar de fumar, a pesar de la falta de estímulo por parte de las autoridades.

Recoged un folleto sobre las técnicas para dejar de fumar en las farmacias, podeis ver que ni siquiera se mencionan los cigarrillos electrónicos. Cuando hice un discurso sobre este tema en la Camera de los Lords, me quedé sorprendido por la enorme respuesta de los “vapeadores”, entusiastas de las e- cigs. Lo que era especialmente sorprendente fue cómo muchos de ellos contaron que intentaron dejar de fumar durante décadas, y finalmente lo han logrado con los e-cigs.

Sin embargo, en lugar de dar la bienvenida a esta tecnología, los poderes fácticos que están en Bruselas y en la Casa Blanca, están decididos a lanzar obstáculos en su camino.

La semana pasada, el Parlamento Europeo votó a favor de la propuesta de la Comisión que prohíbe los cigarrillos electrónicos reutilizables y los que tienen una concentración de nicotina superior a 20 mg/ml . La intención de nuestro propio gobierno es la de adoptar estas restricciones en la legislación británica, incitado por la Asociación Médica Británica y la grande industria farmacéutica, con la excusa de proteger los niños contra una nueva amenaza y que no desean normalizar el hecho de fumar.

¿Por qué los funcionarios de la salud pública son tan reaccionarios? La Comisión Europea presenta con frecuencia un sesgo de precaución contra la innovación, considerando todos los riesgos de un nuevo producto, por pequeño que sea, pero no el riesgo de un producto antiguo que iría a sustituir – de ahí su actitud frente a los cultivos modificados genéticamente.

Al plantear los riesgos desconocidos (pero pequeños) de los cigarrillos electrónicos, las autoridades sanitarias se equivocan de objetivo. Lo que cuenta es la reducción del daño, no una perfecta seguridad utópica. “No dejes que lo mejor sea enemigo de lo bueno”, dijo Voltaire. La prohibición de los cigarrillos electrónicos, los más elegidos por los que intentan dejar de fumar, podría impedir de salvar 105.000 vidas al año en toda Europa, de acuerdo con lo previsto por “London Economics”.

Y está el efecto Dunning -Kruger, donde las personas incompetentes son demasiado incompetentes para ver la incompetencia. Un funcionario de la UE, con un grado de segunda clase baja de la Universidad de Malta, destrozó los resultados de 15 científicos sobre el tema de la reducción del daño por los cigarrillos electrónicos que todos ellos le escribieron para corregirlo.

El regulador médico del gobierno británico, la MHRA, cree obstinadamente que imponer la equiparación a los medicinales mejorará el progreso tecnológico de los cigarrillos electrónicos, ignorando la evidencia de que las altas barreras, inevitablemente sofocan la innovación. Los médicos, representados por la BMA, parecen detestar la idea de que la gente compre sin prescripción médica los productos que les permiten dejar de fumar. Peor aún, algunas de las empresas que divulgaban los cigarrillos electrónicos y las vendían a través de Boots, ahora están controlados por el mismo Satanás – la industria del tabaco.

No queriendo emular Kodak, las grandes tabacaleras tienen prisa a comprar los fabricantes de cigarrillos electrónicos.

Big Pharma quiere una regulación normativa de sus rivales, ya que pueden remplazar todas las terapias farmacéuticas de nicotina (parches y gomas), que tienen una escasa eficacia para ayudar a la gente a dejar de fumar. ¿Y los políticos? Bueno, sólo parecen disfrutar de imponer prohibiciones.

En resumen, dice el profesor Gerry Stimson de la London School of Higiene y Medicina Tropical, la respuesta de las autoridades sanitarias a los e- cigarrillos se centra en el intento de tomar el control de un movimiento liderado por el consumidor. “No inventado por nosotros ” – dicen los viejos burócratas.

La razón por la cual estas campañas cínicas tienen éxito es porque la mayoría de nosotros confunde la nicotina con el humo. No obstante lo que se pueda decir, la nicotina no es dañina en las dosis presentes en el humo del cigarrillo. Es el alquitrán lo que mata. La nicotina es adictiva, pero también lo es la cafeína, y una taza de café tiene mucho más productos químicos potencialmente peligrosos que un cigarrillo electrónico. Vapear podría ser menos peligroso y antisocial que beber café.

Sin embargo, nos han hecho un tan lavado del cerebro diciendo que la nicotina es dañina que no podemos ver un anuncio sobre el vapeo sin tener una repugnancia pavloviana, soltando una serie de tonterías tratando de proteger a los niños de una posible puerta de entrada (y no de salida) en el mundo del humo.

La ignorancia está siendo explotada por los opositores reaccionarios de esta innovación salva vidas. Al parecer, preferirían que el tabaquismo continúe muy lentamente su declino en los próximos 50 años, no obstante la supervisión de los médicos, que desaparecer en 20 años.

Entrevista a Konstantinos Farsalinos

Publicamos la traducción de algunas partes de una larga entrevista que el Doctor Konstantinos Farsalinos ha concedido a la página web de información sobre los cigarrillos electrónicos “E-Cigarette Forum”.  

El Dr. Farsalinos es un cardiólogo, que estudia los cigarrillos electrónicos desde hace años.

Si estas expresando tu opinión sobre las e-cig, deberías saber de que estas hablando….”

El Dr. Konstantinos Farsalinos es un especialista cardiovascular griego que recientemente se ha convertido en una referencia internacional de alto perfil en la innovadora investigación clínica sobre las e-cig y los efectos de su uso.

Él habló con el ECF porque empezó a estudiar los ingredientes de los líquidos para las e-cig que están fabricados artesanalmente por los vapeadores y las empresas de cigarrillos electrónicos.

Nosotros hemos hablado con él acerca de su trabajo, el futuro del vapeo y la razón por la cual los expertos no dicen la verdad sobre este tema.

(…) Un gran número de personas del campo de la medicina parece haber tomado una posición automática en contra de las e-cig. ¿Qué le parece al respeto y qué método de investigación quiere utilizar su equipo?

El año pasado me sentía muy solo. Había sólo unos pocos de nosotros que dirigían las investigaciones y, probablemente, la mayoría de nuestros compañeros nos consideraban unos locos. Pero nos estábamos convirtiendo en un grupo cada vez más grande. Las e-cig obtenían siempre más éxito. En los últimos meses, había siempre más gente dispuesta a apoyarnos desde el campo científico y de la medicina.

¿Por qué estas personas están trabajando sobre eso ahora?

No disponemos todavía de datos suficientes de la investigación, pero tenemos muchos más respeto a los años anteriores. Durante este período, el público ha comprado las e-cig, a pesar de la publicidad negativa. Yo creo que estos factores han convencido a la gente a mirar a su alrededor. Creo que muchas de las personas que expresan opiniones negativas sobre las e-cig, no tienen realmente un conocimiento profundo sobre el producto. Si expresáis vuestra opinión en público acerca de las e-cig, deberíais saber de qué estáis hablando, porque las cosas que decimos como investigadores, afectan a muchas personas. Sé que muchos fumadores se oponían a probar las e-cig. Aún peor, he visto muchos vapeadores volver a fumar después de escuchar las discusiones científicas sobre los posibles problemas de las e-cig, problemas que son olvidados a menudo cuando se trata de daños causados por el humo.

(…)Es importante aclarar que no estamos diciendo que las e-cig sean una buena cosa a priori. Son buenas para un fumador, no para cualquiera persona. No sugeriría nunca a un no fumador de vapear. Sin embargo, para los fumadores, teniendo en cuenta los efectos perjudiciales del tabaco, no hay comparación. Es una completa revolución en la reducción de los daños provocados por el tabaco. Lo ideal sería vapear para estar justo en la mitad del camino para dejar de fumar, y a continuación, dejarlo del todo.

La mayor diferencia entre fumar y vapear es que los cigarrillos tradicionales están hechos para que los no fumadores se conviertan en fumadores. Las empresas de e-cig no necesitan encontrar a jóvenes o no fumadores, y esta es la gran diferencia que los que controlan el tabaco se niegan a aceptar.

Incluso la prensa cuenta a menudo historias acerca de niños que vapean, o de cómo vapear se considera “cool” , como el fumar.¿Hay algo verdadero en esto?

Tenemos datos de los EE.UU. y Reino Unido sobre este tema, pero las directrices no revelan los resultados cuando estos se veen claramente – el mejor ejemplo es el estudio más reciente de CDC . Algunos rumores de la CDC, están diciendo que estamos provocando una nueva epidemia de la nicotina con el cigarrillo electrónico. Ellos estan preguntando a los jóvenes si eran fumadores habituales. Los resultados se basan en preguntas como: ” ¿Has probado una e -cig en los últimos 10 días ? ” Según la CDC , eres considerado un vapeador si hiciste una calada en los últimos 30 días . Además, si coges el número de jóvenes que no eran fumadores , pero que han probado una e -cig en los últimos 30 días , el porcentaje es de 0,5 %. Los resultados se enfocaroncomo un problema que en realidad no existe. De acuerdo con el sentido común, el 0,5% es casi inexistente. Otros incluso han exagerado los resultados. Yo no he nombrado a nadie porque no quiero darle visibilidad , pero hay profesores de medicina en los Estados Unidos que dicen estas cosas ridículas . Desafortunadamente están utilizando los sitios web de las universidades para hacerlo, por lo que están poniendo en ridículo también el mundo académico. Es algo que no se puede entender , que me hace sentir mal . Basta con comprobar los porcentajes para ver que las afirmaciones públicas que hacen después de sus estudios no tienen sentido alguno.

(…) He hecho 2 estudios sobre la inhalación de nicotina con una e-cig, incluyendo el único estudio que ha investigado la tercera generación de aparatos a 9W con claromizador. Aunque se han utilizado vapeadores expertos, los niveles de consumo fueron en torno a un tercio en comparación con el tabaco – es necesario vapear durante 35 minutos para obtener los mismos niveles de nicotina en la sangre,cuando con el cigarrillo tradicional basta con 5 minutos. Esto demuestra que las e-cig transmiten niveles de nicotina bastante inferiores a los cigarrillos tradicionales, mediciones contrastadas en igualdad de tiempo de fumada-vapeada.

Los últimos estudios demuestran que la nicotina necesita otros componentes químicos presentes en el tabaco para poder dar realmente adicción. No es adictiva como nosotros pensamos. No estoy diciendo que no sea adictiva en general, pero parece que otras sustancias potencian mucho las propiedades adictivas de la nicotina. Estas sustancias no están presentes en las e-cig. No estoy diciendo que sea imposible, pero creo que és muy difícil.

(Podéis leer la entrevista entera en este enlace)

El “vapor pasivo”, increíble obligación

Según encuestas estadounidenses, el vapor de los cigarrillos electrónicos no cambia la calidad del aire en espacios cerrados.

El vapor emitido por los cigarrillos electrónicos no es peligroso. Así lo afirma un estudio publicado en la revista “Inalation toxicology”, realizado en Estados Unidos por investigadores de “Consulting for Health, Air, Nature and Green Environment” entidad del Centro de Recursos del Aire de Ciencias e Ingeniería y de la Universidad de Clarkson.

Según investigadores estadounidenses, el vapor emitido por los cigarrillos electrónicos no es perjudicial para las personas y no cambia la calidad del aire al interior. Por lo tanto, con los cigarrillos electrónicos, desaparecen las condiciones de riesgo del humo pasivo.

Michael Siegel, investigador del  Department of Community Health Sciencesde la Universidad de la Salud Pública de Boston, respaldado por sus 25 años de experiencia en el sector, afirma que los cigarrillos electrónicos pueden resolver el problema del tabaquismo pasivo.

Basándose en los resultados de estas importantes investigaciones, la empresa Ovale Europe, líder mundial en el diseño, fabricación y distribución de los cigarrillos electrónicos, considera que la prohibición de fumar electrónico (basada únicamente en la similitud del nombre entre “cigarrillo tradicional” y “cigarrillo electrónico”) es absolutamente ilógica. El ” vapor pasivo” simplemente no existe, porque es precisamente vapor.

La compañía Ovale Europe, instalada en Desenzano del Garda (Brescia – Italia), fue la primera en invertir en Italia y en Europa en el sector de los cigarrillos electrónicos, desde hace 7 años.

Los últimos datos dejan en claro que con más de un millón de vapeadores en toda Italia, 300 tiendas abiertas y más de un millar de puestos de trabajo creados en poco más de un año, Ovale es la empresa líder en el sector, tanto en Italia como en el extranjero.

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: